La autoestima

La autoestima es una de las cosas más importantes en nuestra vida, es lo que determinará tu éxito y lo que te acompañará durante toda tu vida

¿Qué es la autoestima?

Las creencias que tenemos sobre nosotros mismos forman nuestra propia imagen personal.
La autoestima es la valoración que hacemos de nosotros mismos.

Esta autovaloración es muy importante, ya que, de ella va a depender el desarrollo de tu éxito profesional y personal.Por ello, las personas que tengan una autoestima alta se sentirán capaces de enfrentarse a mayores retos y resolverán dificultades con más facilidad.

Por el contrario, las personas que tengan una autoestima baja se van a sentir inferiores y se acabarán limitando a ellos mismos por miedo a no sentirse capaces y fracasar.

¿Cuándo se forma la autoestima?

La autoestima se crea desde la infancia.

 Cuando somos pequeños descubrimos que somos algo distintos a nuestros padres, hermanos, y que hay personas de nuestro alrededor que nos quieren y aceptan y otras que nos rechazan.

Es ahí, cuando nos damos cuenta de qué aspectos de nuestra personalidad son los que son aceptados y cuáles son rechazados y a partir de ahí vamos formando nuestra propia personalidad y la valoración de nosotros mismos.

Por otro lado, en la adolescencia pasamos por una etapa de grandes cambios.

Empezamos a distanciarnos de nuestros padres y a relacionarnos más con otras personas, lo que puede generar un gran malestar si sientes que no encajas o que eres rechazado.

Como conclusión...

Una baja autoestima puede ser una gran limitación en nuestra vida, ya que, nos limitamos a la hora de enfrentarnos a ciertos retos, aunque el coste de no enfrentarnos a estos retos sea mayor.

Por ejemplo: Una persona con baja autoestima puede autosabotearse para no ascender, ya que, sus propias creencias le hacen creer que no es valioso para el puesto y prefiere abstenerse y mantenerse en su zona de confort antes que sentir que defrauda a su jefe.

Tener una autovaloración negativa puede contraer consecuencias muy negativas a lo largo de la vida.

Pedir ayuda en estos casos es la mejor solución.

El coaching puede ser el puente que te ayude a conseguir eso que quieres y tanto te está costando.