¿La falta de confianza en ti misma te hace ser dependiente cuando estás en pareja?

Me dedico a acompañar  a mujeres que, como tú, necesitan amarse a sí mismas y poner límites.

IMG_4081-removebg

Soy María García

Coach - Especialista en dependencia emocional y asertividad

Me he formado como Coach especialista en dependencia emocional y asertividad.

Mi propia experiencia personal me hizo dar un giro a mis creencias y a comenzar un proceso de autoconocimiento y crecimiento personal, que me llevo a ver que mi misión en la vida era ayudar a mujeres que estaban pasando por lo mismo que yo.

Además, me encanta aprender y seguir evolucionando como profesional, por eso, actualmente estudio la carrera de psicología en la Universidad a Distancia de Madrid.

¿Sientes que necesitas una pareja para ser feliz, pero cuando la tienes no funciona?

¿Dejaste de preocuparte de ti misma para preocuparte por los demás porque sentías que así te querrían?

¿Te cuesta decir no o poner límites por miedo a que las personas de tu entorno te rechacen?

Yo también pasé por esto. Sentía que dedicarme tiempo a mi misma era ser egoísta y que lo mejor era centrarse en los demás, porque así sería considerada «buena persona» y por eso me querrían.

Pero te garantizo que tiene solución.

Si has descubierto que es hora de cambiar y que estás preparada para hacerlo, estás en el sitio adecuado.

Desde muy pequeña he buscado el amor de los demás porque no me quería a mí misma, no me valoraba, ni me creía capaz de hacer nada.

Vagaba de una relación a otra buscando sentirme querida, pero siempre me faltaba algo. A pesar de sufrir en mis relaciones, me costaba dejarlas, me daba miedo estar sola y quería evitarlo a toda costa

Pensaba que la soledad era algo malo, dónde me sentiría triste y vacía.

Un día me di cuenta de que no podía seguir así, que mi felicidad no podía depender de los demás y que debía hacer algo al respecto.

Empecé a formarme y a leer mucho libros buscando las respuestas a mis preguntas, hasta que encontré que la causante de todo mis males era mi baja autoestima.

Si yo no me quería, ¿cómo iba a dejar que los demás me quisieran?

Me puse a trabajar en mí misma, a pasar mucho tiempo a solas para conocerme y volver a reencontrarme con mi niña interior.

Testimonios de clientas

Organismos que me avalan